sábado, 11 de enero de 2014

Resultados Cartera GSF 2013 (II)

Repaso a los elementos de la cartera:

Cash. La posición de liquidez se reduce a cerca del 20%, un porcentaje más habitual en mi filosofía, no hay más que recordar que en 2011 (antes de la ampliación de la cartera) era del 5%. Esta posición supone un margen suficiente para posibles nuevas operaciones que estoy estudiando en este momento.

BME. Entorno al 20%, se mantiene como un valor clave dentro de la cartera por su visibilidad de resultados y su dividendo. Gran año el 2013 en el que por fin se ha reconocido el valor de una acción que no hace mucho tocaba los 13 euros respecto a los 29/30 que ha llegado a tocar recientemente.

Técnicas Reunidas. Otra acción histórica en la cartera, que tras la venta realizada con buenos beneficios, queda ahora con un menor peso. Sigue siendo un valor de referencia dentro de la bolsa española desde mi punto de vista.

Duro Felguera. Año complicado para la empresa asturiana. Las ventas de accionistas de referencia, la OPA del 10%, la falta de visibilidad de la división Núcleo y el reducido número de adjudicaciones de 2013, han lastrado una acción que cotiza a múltiplos bajos. Hemos aumentado posición creyendo que hay recorrido cuando las diferentes incertidumbres se despejen, así que ahora paciencia y vigilancia del valor.

Adveo. El proceso de consolidación de la antigua Unipapel después de la fuerte transformación que está sufriendo ha dado ya algunos frutos, reconocidos por una cotización que ya ha alcanzado los 14/15 euros. La superación del próximo obstáculo, los 15/16, dependerá de los resultados de final de año que como señalé recientemente en este blog van a ser un momento relevante para la acción.

Vidrala. El gran acierto de las Navidades pasadas. Tras la compra por debajo de 20 euros, el valor se ha revalorizado hasta los 36/37 euros en una carrera meteórica, con un pequeño descanso sobre los 27 euros, respaldada por unos resultados excelentes. Poco más se puede decir, quizás que es un poco tarde para comprar más y que debía haber comprado más en su momento.

Barón de Ley. Interesante valor, cuyo mayor atractivo es un interesante proceso de internacionalización. Los resultados finales de 2013 serán claves para ver la acción por encima de los 60 euros, así como nuevas compras y amortizaciones de autocartera. Pequeña posición, que no preveo aumentar pero confío aporte se grano de arena a la cartera.

Elecnor. Una de mis grandes apuestas de futuro. Empresa castigada enormemente por los líos eléctricos patrios y los vaivenes con las renovables, pero que en el medio plazo debe demostrar las posibilidades y visibilidad de su diversificación tanto de negocio como geográfica. Cotiza a múltiplos bastante bajos.

Twitter. La gran apuesta. La excepción al mercado nacional de la cartera GSF. Un valor con un potencial enorme desde mi punto de vista. Su valoración tras la IPO parecía muy alta y estuvo a punto de perder los 40 dólares. Llegó a los 70, en un final de año estratosférico. Razón por la que precipité mi entrada en el valor, intuía que algo así podía pasar dadas sus características específicas. En fin, veremos cómo se desenvuelve en 2014, deberá empezar a confirmar las expectativas creadas. En palabras de Peter Lynch, un claro (espero) fast grower.

CIE. Mi último movimiento. Apuesta por la recuperación de la economía global y del negocio cíclico de la fabricación de coches. Potencial suficiente para proporcionar alegrías en 2014. Lástima no haberla comprado más barata.