miércoles, 15 de enero de 2014

Compra de Deoleo

Nueva incorporación a la cartera GSF para empezar el 2014, Deoleo. El líder mundial en la venta de aceite de oliva dueño de marcas como Carbonell, está sufriendo un profundo proceso de reestructuración con luz al final del camino. 



Por qué no está de moda?
Porque básicamente estaba quebrada por su desmesurada deuda a causa de compras a precios irreales. La labor para reflotar la empresa era enorme, la deuda inmensa.
Varios bancos, entre ellos Bankia, controlan buena parte del accionariado y han de salir tarde o temprano.

Qué me gusta?
La revisión del plan estratégico presentada en noviembre junto con los resultados, me ha sorprendido gratamente por la claridad de los mensajes. Auto-crítica a lo acontecido en el pasado, clara estrategia de apuesta por la calidad e innovación, expansión a nuevos mercados, compromiso en la reducción de deuda, nuevo equipo directivo, socios de referencia (Hojiblanca,
Ebro Foods).
Todo acompañado de unos números que muestran los primeros efectos de este arduo proceso de transformación.
El aceite de oliva es un producto ampliamente respaldado como elemento de dietas sanas y por tanto, su utilización en el resto del mundo debería ir expandiéndose.

Riesgos (muchos)
Que la estrategia no proporcione los frutos esperados, las ventas y márgenes en los diferentes mercados no sean suficientes para seguir con el proceso de reducción de deuda y saneamiento de la entidad (no hay mucho espacio para malos trimestres).
Que las ganas de venta de las entidades financieras acaben por causar un terremoto en la acción.
Que se produzca una OPA, de la que hay rumores, cuyo precio debería estar sobre los 0,5 euros, precio de entrada de Hojiblanca meses atrás.