jueves, 23 de enero de 2014

Cuando vender acciones?

Uno de los grandes dilemas de los inversores.

En el caso de acciones en pérdidas, hasta dónde dejarlas caer? Esta situación es menos relevante desde el punto de vista de inversores value, ya que la venta debería hacerse sólo en caso de que las pérdidas estén asociadas a un cambio en las números de la empresa, en caso contrario, una a
cción más barata es una oportunidad de compra.

En el otro extremo, el caso de acciones en las que se acumulan ganancias. Las visiones son muchas al respecto de esta situación de venta.

La respuesta de muchos analistas habitualmente es “déjalas subir, no vendas antes de tiempo” pero claro cuál es ese tiempo? Las bajadas pueden ser bruscas y podemos quedarnos de repente lejos de las ganancias máximas. El análisis técnico sería en este caso la guía para detectar la hora de vender.

Entre los inversores value es habitual apostar por una metodología basada en PER. Cuando una acción alcanza un PER 15 (PER medio de la bolsa española), es hora de vender… Una aproximación simplista no válida en muchos casos, ya que muchas acciones se mueven en rangos de PER más elevados (típicamente empresas de crecimiento) donde el PER 15 no es de mucha ayuda. Sin embargo, sí es una buena referencia general que a su vez tiene un truco, el BPA. Qué BPA utilizar para determinar el precio objetivo (de venta)? El de 2014? el de 2015? Otro BPA estimado?

Hay quienes por contra no toman el PER como referencia y utilizan otro ratio habitual, el EV/Ebitda (proporción del valor en bolsa de la empresa en función del ebitda de la compañía) igual a 11. 

Una corriente también extendida es no vender mientras la compañía no altere sus fundamentales. Si sigue siendo una buena empresa, por qué vender?

A veces, la coyuntura es la que provoca la venta. Me explico. La empresa se ha revalorizado desde la compra pero no está cara. Sin embargo el descuento de la acción respecto a su valor objetivo ya no es mucho y existen otras acciones con mayor potencial.

Un tema apasionante, la verdad, que en mi opinión acaba siendo un aspecto característico del método de cada inversor, y que además puede variar en función de la acción y la situación. Personalmente creo que todavía tengo mucho que aprender a la hora de vender acciones.

Estaría encantado de recibir comentarios al respecto.