viernes, 28 de agosto de 2015

Venta total de Técnicas Reunidas

En Septiembre de 2008 compré mis primeras acciones de Técnicas Reunidas (TRE). Era la cuarta acción en la que invertía en aquel 2008 en el que decidí iniciarme en el mundo de la renta variable. Desde entonces, compré varias veces más.

Ya en 2012 aproveché la posibilidad y asistí a la junta de accionistas de TRE, llevándome una muy buena impresión de los dirigentes de la compañía.

En 2013, con la acción ya bastante revalorizada comencé las ventas pero mantuve una posición siempre relevante en la Cartera GSF a la más destacada de las empresas de ingeniería española que cotizan en bolsa. Por si alguno no lo recuerda lleva ya unos cuantos años en el Ibex35.

Pues bien, en este mes de agosto he vendido la inversión restante en TRE. Motivos, dos fundamentalmente. 

El precio del petróleo. Ha caído bruscamente y no se espera que recupere los 100 dólares en mucho tiempo. Por un lado la revolución del fracking que ha permitido a EEUU producir petróleo y gas a niveles desconocidos. El acuerdo Irán-EEUU va a permitir que Irán vuelva a exportar petróleo. Después de varios años de sanciones se calcula que tiene unas reservas enormes que ahora puede poner en el mercado. Mientras tanto, Arabia Saudí resiste y no quiere reducir su nivel de producción. Y por último, la demanda no remonta. Es más, si China como parece sufre su propia crisis económica, requerirá menos petróleo y eso afectará muy negativamente a la demanda, es uno de los grandes consumidores. El principal sector de TRE es el petróleo y el gas, con precios bajos, se reducen las inversiones y por tanto los contratos a los que puede aspirar la empresa española. Aunque goza de una importante cartera de pedidos para los próximos años, se avecinan tiempos difíciles.

La compañía tiene una tasa de crecimiento baja, le cuesta crecer (y según el párrafo anterior en el medio plazo las perspectivas son peores). Eso, sumado a que la valoración en estos momentos supera los 40 euros, me indica que la acción está muy cerca de su precio objetivo. 

No obstante lo anterior, sigo pensando que es una empresa ex
celente, con prestigio internacional, que ha superado la crisis holgadamente y muy bien gestionada. Simplemente es que en este momento entorno y precio son exigentes y creo que hay mejores oportunidades.

El precio del petróleo está claro que es un factor determinante en muchas empresas como también mencioné recientemente con Tubos Reunidos.