lunes, 17 de agosto de 2015

CF alba sigue vendiendo ACS

Cuando salí de CF alba, una de las acciones que más me gustaba de la bolsa española dejé claro el motivo, la excesiva dependencia de ACS. Y es que el vehículo inversor de la familia March había concentrado la gran mayoría de su inversión en la empresa de Florentino Pérez, que a parte de los problemas de los sectores de la construcción y las renovables se hallaba metida de lleno en la aventura de toma de control de Iberdrola. Demasiados frentes y con mucho riesgo.

La buena noticia es que los March, parece que entendieron su error y con calma, están desinvirtiendo progresivamente en ACS. Son constantes las noticias en las que se detallan nuevas ventas, enmascaradas a veces de forma inteligente con operaciones de compra.

Otro de los valores que los March han abandonado en los últimos años, por motivos distintos y con un peso mucho menor, es Prosegur.

Y qué ha comprado Alba con lo obtenido con estas ventas? Varias cosas. Desde mi punto de vista, lo mejor BME y Viscofán. Lo más dudoso, Indra. La entrada en Euskaltel, tras su fallido intento en Aena, suena a una operación bien distinta. Jugar a aprovechar el proceso de concentración del sector de las telecomunicaciones con la empresa vasca, que con la compra de R, se postula todavía más como uno de los próximos objetivos de las tres grandes (Telefónica, Vodafone y Orange).

En definitiva, creo que Alba va por el buen camino, aunque todavía necesita ponderar mejor sus inversiones para que ACS ocupe un puesto similar al de otras de sus acciones. Veremos.