martes, 11 de febrero de 2014

Deoleo, un posible “turnaround”con incertidumbes por resolver

Deoleo es el tipo de empresa descrito por Peter Lynch como turnaround. Mala gestión y endeudamiento excesivo que llevan a la quiebra a la empresa. Los acreedores se hacen con el control y ponen una nueva junta directiva, cambiando incluso el nombre. Se establece un plan para la venta de todos aquellos activos no estratégicos y otro para la racionalizac
ión del resto.

Objetivos, reflotar la empresa y reducir la deuda financiera.

Lynch, conocido por su faceta “growth” reconoce en sus libros que muchas de las grandes ganancias conseguidas en su historial inversor se deben a la inversión en este tipo de compañías. Cuando el negocio vale la pena y los nuevos dirigentes son capaces de sacarle provecho, los bajos precios asociados a la quiebra y los momentos bajos (fase “no tocar” o “no está de moda”) se convierten en grandes oportunidades. 

Deoleo ha ido cumpliendo el esquema descrito y ahora empieza a dar señales de la fuerza de un negocio, como el del aceite de oliva de calidad, que puede ser rentable, sobre todo en su vertiente internacional (en el nacional la competencia de la marca blanca es dura) y si se apuesta por la innovación. Así lo muestran los resultados anticipados anunciados recientemente y donde se ha reducido la deuda por debajo de lo anunciado.

Las incertidumbres alrededor del valor sin embargo siguen siendo varias:

  • El ratio de deuda sigue siendo elevado, el proceso de reducción ha de seguir
  • Tras la entrada de Hojiblanca meses atrás como accionista de referencia e incorporando su negocio, ahora Ebro Foods, otro de ellos, abandona el barco (cuando muchos preveían incluso una fusión de ambas compañías) vendiendo acciones en el mercado
  • El conjunto de bancos que tomaron una participación en la empresa (entre ellos Bankia) han de vender, y están en busca de comprador
  • Los rumores de OPA por parte de empresas americanas interesadas en este tipo de negocios son constantes. Cargill parece el candidato más probable.

Veremos qué pasa, porque todo hace pensar que en los próximos meses puede haber movimientos relevantes. Esperemos que se mire también por los pequeños accionistas.

Actualización 24/02: a las empresas americanas del sector alimenticio y fondos de capital riesgo interesados, se une un nuevo posible comprador, el fondo soberano italiano. El negocio del aceite de oliva interesa.