martes, 24 de julio de 2012

Grifols, uno de los valores del año hasta ahora


En agosto de 2011 deshice mi posición en Grifols. En aquel momento escaseaba mi liquidez, la cotización estaba bloqueada en 15 euros por el lastre de la operación Talecris, y aunque, había potencial (estaba convencido) para más decidir vender.

Grifols ha demostrado su fortaleza y buena gestión, manejando con maestría la compra de Talecris. Tanto es así que sigue adquiriendo compañías útiles para su estrategia (aunque de mucho menor volumen) con lo complicada que está la financiación en estos días.

Esta fortaleza ha tenido su premio pese a las turbulencias del mercado. Es más, probablemente estas turbulencias han acabado por ser un auténtico catalizador para la subida de la acción. Y me explico.

Considerada por EEUU como un activo estratégico, aupada al podium de empresas de su segmento con la operación Talecris, que además complementaba su portfolio, y con un negocio acíclico, Grifols parece haberse convertido en el refugio para muchos de los inversores que buscaban seguridad pero dentro del mercado.

Desde aquí mi reconocimiento al trabajo bien hecho. Grifols sigue en mi cuadro de mando y espero que por mucho tiempo.